Historia del piercing

 En Blog

Los piercings que están hoy en día más de moda tienen más historia de la que pensamos, por eso en cualquier tienda de tatuajes y piercings en Alcorcón​ tienen en cuenta su origen.

Los expertos en tatuajes y piercings en Alcorcón saben que los piercings nacen como rito de iniciación a la madurez en algunas tribus. Se dice que cuando alcanzamos la madurez, nuestra capacidad de resistir el dolor aumenta, y es por ello que estas tribus relacionan los piercings con la entrada a una nueva etapa.

En otras culturas, los piercings se utilizaban para decorar, al igual que los tatuajes o los aros en el cuello. Esta práctica es de las más comunes en la actualidad, ya que solemos usar los piercings a modo decorativo.

En la tradición religiosa asiática, es muy común la utilización de piercings en la mejilla y en la lengua para poder dar testimonio a los demás de un estado de trance. Este uso religioso de los piercings no se limita a las regiones de Oriente, ya que también eran utilizados por los mayas y los indios amerindios. Con estos rituales, se pretendía alcanzar otros estados de consciencia y romper los límites del ego.

Estas prácticas han sobrevivido a lo largo del tiempo, aunque de una manera diferente. En la época victoriana se mencionan algunos tipos de piercing con joyas. Cabe destacar la existencia de un piercing llamado ‘Príncipe Alberto’, que hace referencia al marido de la reina Victoria de Inglaterra.

Existen evidencias del uso de piercings en Alemania después de terminar la Segunda Guerra Mundial, pero realmente el auge de estas tendencias renace con el movimiento Punk europeo de los años 70, donde se usan para reivindicar la desconformidad con la sociedad.

Desde Ghetto Youth & Tattoo Shop agradecemos tu visita. Si estás pensando en hacerte un piercing, no dudes acudir a nuestros mejores especialistas.

Entradas Recientes

Leave a Comment

Contacta con nosotros

¿No es legible? Cambiar texto. captcha txt

Start typing and press Enter to search

WhatsApp Escríbenos vía WhatsApp